Toxicomanías y adicciones tóxicas Toxicomanías y adicciones tóxicas

El consumo de drogas puede originar problemas y trastornos de distinta índole que, por afectar a un gran número de personas, constituyen un verdadero problema de salud pública.

La dimensión del problema está ligada al número de sustancias utilizadas y al elevado porcentaje de personas implicadas en el consumo. Los datos epidemiológicos recientes, señalan, para las drogas legales, un 70% de la población consume alcohol (15% de los mayores de 14 años admite un consumo diario y un 10% consumen más de 75 ml de alcohol puro al día). Los tranquilizantes son consumidos por el 12’5 % de la población y un 8% consumen somníferos. En cuanto a las drogas ilegales, el cannabis y sus derivados, especialmente el hachís, lo consumen habitualmente un 4% de la población adulta española, porcentaje que sube hasta el 9’4% entre los 19 y 28 años. A partir de 1992, hay un progresivo aumento de drogas sintéticas como el éxtasis y similares, que están asociadas a contextos lúdicos y de fin de semana y a consumos esporádicos, así sólo el 0’1% reconoce consumirlo todas las semanas: un 3’8% en menores de 18 años y un 6’2% entre 19 y 29 años. Las anfetaminas se consumen tanto en pastillas como en polvo (speed) con cifras de consumidores del 2’5% y un 0’3% en el último caso, mientras que los alucinógenos están en un 2’6% y alrededor de un 0’2%. El consumo de cocaína es el que más ha crecido en los últimos diez años, y el 1’5% de los adultos españoles reconoce haberla consumido en el último año, a los que hay que añadir un 0’1% de consumidores de crack. La heroína, pese a descender su consumo, sigue siendo la droga ilegal que más mortalidad, directa o indirecta, causa entre los jóvenes con cifras de consumo de alrededor del 0’15%.

Apúntese ahora es gratis
*Podrá darse de baja cuando lo desee, sin ningún coste.